domingo, 12 de mayo de 2013

Queridos amigos y familiares:
Quiero deciros que me voy, que ya no volveréis a verme pasear por las calles, pero aún así estaré presente en vuestros grandes momentos.  Quiero que sepáis que me voy contento, porque en estos últimos momentos me habéis demostrado cuánto me queréis y que en algún momento de vuestras vidas he tocado vuestros corazones.
 
Quiero pediros que cuidéis de mi mujer, de mi Juani, la mejor de las mujeres. Nadie más habría podido soportar mis caprichos y mi carácter. He pasado junto a ella 55 maravillosos años. Jamás podría haber sido feliz sin ella. Quiero que sepas que te he querido con locura y que te seguiré queriendo  siempre.
 
He tenido la suerte y el orgullo de disfrutar de cuatro hijos maravillosos: José Antonio, mi amigo; María del Mar, mi gitana; Sonia, mi princesa y Verónica, mi retoño. ¡Qué orgulloso me he sentido de todos y cada uno de ellos!.  ¡Cuántas alegrías me han proporcionado! Me voy muy tranquilo dejándolos en manos de sus respectivas parejas, Oksana, David, Jose y Fernando, pues un padre siempre busca la felicidad de sus hijos y en parte es gracias a ellos. Cuidádmelos, siempre.

¿Y mis nietos? ¿Qué puedo decir de mis nietos? Valeria y Ariel, mis rubias; Lucía y Candela, mis torbellinos y Hugo, mi príncipe. Ellos me han devuelto la juventud. He podido disfrutar de ellos y compartir sus alegrías. ¡Qué suerte he tenido!
Por último debo decir que me siento muy afortunado de haber vivido rodeado de mi hermano, que no ha faltado ni un día, de los Torres, que han sido, como siempre una piña, una gran familia a la que he tenido la suerte de pertenecer, de mis grandes amigos, siempre conmigo hasta el final.

Quiero despedirme agradeciendo sinceramente a todos los que he tenido la suerte de conocer, vuestro apoyo, vuestro interés, vuestro cariño y vuestra amistad. Quiero que sepáis que cada uno de vosotros me habéis hecho ser quien soy , de lo cual me siento muy orgulloso.
No quiero que estéis tristes, quiero que me recordéis con alegría, que recordéis los buenos momentos, que han sido muchos, como dijo el sacerdote en la homilía, mientras sigáis hablando de mí, seguiré vivo a vuestro lado. Me marcho con mis padres y con mis amigos del alma. ¿Cómo voy a estar mal?

Gracias a todos. Hasta siempre.

Juan Suárez Pacheco

28 comentarios:

  1. Matraca, lo siento mucho.

    Un abrazo para la familia.

    ResponderEliminar
  2. Mi más sentido pésame,un abrazo para toda la familia.

    ResponderEliminar
  3. Lo siento mucho, un abrazo a toda tu familia.

    ResponderEliminar
  4. mi mas sentido pesame , lo siento

    ResponderEliminar
  5. Por sus palabras se ve que tuvo que ser un gran tio. Un saludico y lo siento.

    ResponderEliminar
  6. Un abrazo para toda la familia y besos para mi amiga Mara... te queremos.

    ResponderEliminar
  7. Vistas estas palabras, una gran pérdida. Mis más sentidas condolencias para toda tu familia y la de tu mujer. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Lo siento muchísimo, un abrazo muy fuerte, David

    ResponderEliminar
  9. Lo siento muchisimo, David.
    Un besazo fuerte a tu mujer, que es la que mas va a sentir la perdida y la que mas va a necesitar de tu apoyo. Os mando desde aquí mucho ánimo.

    ResponderEliminar
  10. David, acabo de leer la noticia. Mi más sentido pésame y mucho ánimo para tí y tu familia.

    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  11. Me he quedado mudo hermano, sinceramente lo siento mucho, pero yo siempre he sido de la idea que cuando alguna persona se va, no muere, pasan a otro plano dimensional donde han evolucionado y siguen viviendo, la carne es la que muere, el espíritu sigue viviendo.
    Un afectuoso abrazo para ti y tu familia y Dios les de la fortaleza para seguir adelante.

    ResponderEliminar
  12. Hay que quedarse con ese mensaje de despedida en positivo. Habrá sido una gran pérdida para vosotros pero se que lo afrontaréis con toda la entereza. Un abrazo a la familia.

    ResponderEliminar
  13. Un abrazo muy fuerte para ti,para Mar y para esas dos preciosidades de niñas que teneis. Estoy convencido que le habéis cuidado como a un rey hasta el último momento.
    Un abrazo y para adelante, que os quedan a toda la familia un montón de buenos momentos que dedicar a Juan.

    ResponderEliminar
  14. grandes palabras, de una persona maravillosa, descanse en paz. Fuerte abrazo de la Familia Mariño Helices.

    ResponderEliminar
  15. Mucho animo¡¡¡.Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Fuerzas David, para ti y para toda tu familia. Aunque dejame decirte, que nunca había leído algo parecido tan bonito.

    Ya sabes donde estoy compañero.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  17. Lo siento mucho David, mi más sincero pésame. Te mando mucho ánimo y fuerza, para tu mujer y para ti. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Lo siento muchísimo, un abrazo y fuerza para toda la familia

    ResponderEliminar